6 sept. 2011

Y es que el corazón es el órgano más sobrevalorado que existe







Al fin y al cabo siempre he creído que dormir es como viajar al futuro. [...] En esos dos segundos donde realmente transcurren ocho horas o nueve o diez, dependiendo de lo que necesitas y lo que encuentras. Y es que dormir nunca es igual. Siempre me ha parecido alucinante el suspiro del tiempo que es dormir si se practica bien.

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo.