3 sept. 2011

Las grandes pasiones son enfermedades incurables.



Dicen que los amores de verano son pasajeros, pero a veces lo que empieza como una aventura puede llevar a algo más serio. Un simple viaje a la playa puede ser todo lo que hace falta para despejar la cabeza, abrir el corazón, y escribir un nuevo final para una vieja historia.
Aquellos que se queman con el calor, solo quieren olvidar y volver a empezar. Mientras que otros quieren que cada instante dure eternamente.
Pero estamos de acuerdo en una cosa: el bronceado desaparecelos fuegos artificiales se apagan y todos acabamos hartos de la arena en los zapatos. Pero el final del verano es el inicio de una nueva temporada, asi que nos sorprendemos a nosotros mismos mirando al futuro. Esto no ha hecho más que empezar.



Gossip Girl