8 sept. 2011

Un segundo hizo que nuestras vidas se unieran para siempre y un segundo hizo que se separasen para nunca volver a encontrarse.