5 sept. 2011

Eso es vivir, sentir que se nos acelera el pulso..

Ni lo fácil es tan fácil ni lo díficil es tan complejo.. A veces hay que saber decir que no, aprender a darnos tiempo, tomarnos una tregua si nos hace falta. Detenernos a escuchar nuestra propia voz . No tenemos que crecer de golpe porque otros lo digan ni quemar etapas para sentirnos libres. Tenemos derecho a crecer y a equivocarnos. A que nos den un abrazo si algo simplemente sale mal, también a que nos llenen de besos si acertamos escogiendo el camino. La vida no es sencilla ni del todo imprevisible y nos obliga muchas veces a tomar nuestras propias decisiones...