5 sept. 2011

Los días que pasan, las luces del alba.

Porque ahora sé que vivir no es pasar las hojas de un calendario; es entender que cada hoja de ese calendario es única e irrepetible